Publicidad
Publicidad

Programando en pasado: Desarrollar en 8 bits

Juan Elías Fernández Fabra 27/01/12 - 11:50.
0
[foto de la noticia]

Muchos de los jugadores jóvenes de hoy en día han crecido junto a máquinas que a otros que ya peinamos más de una cana nos parecen incluso recientes. Usuarios que nacieron a la par que la primera PlayStation, o incluso de la mano de aquellas Super Nintendo y Megadrive que andaban a la greña. Remontarse más atrás casi le hace sentir a uno como el entrañable pero plomizo abuelo Cebolleta, contando esas batallitas de sprites cuadradotes y pocos colores en pantalla que a los treintañeros posiblemente sacarán una mueca de nostalgia pero que a los hijos de los noventa y posteriores les suenan a chino.

Los que vivimos esa época gustamos mucho de recordarla. Porque una buena cantidad de horas de nuestra infancia transcurrió entre esos palotes que, si le echabas una buena dosis de imaginación, formaban muñecos que se embarcaban en mil y una aventuras. Luego, en el recreo o con los amigos en la calle, comenzábamos la mesa redonda. Pues yo no me paso tal nivel, pues yo he matado al fin a tal jefe, y cómo lo has hecho, pues así y asá. Estos recuerdos acaban siendo el germen de lo que hoy se llama retrogaming, la afición de rescatar juegos clásicos cuanto más añejos mejor y volver a jugarlos mediante la emulación de los viejos sistemas ya obsoletos en busca de esos momentos.

[foto de la noticia]

Tomando esto como un punto de partida, no es descabellado pensar que en un momento dado alguien con los conocimientos adecuados y la voluntad necesaria se plantee la siguiente cuestión: ¿Y por qué jugar a juegos que ya existían cuando yo puedo crear mi propio juego? Y si este alguien encuentra a otros con las mismas inquietudes, tenemos en ciernes a un grupo de programación de juegos de 8 bits en potencia, a imagen y semejanza de los de aquellos primeros años de auge de los ordenadores domésticos.

No los veréis en las estanterías de vuestra tienda favorita, pero a día de hoy no son solo la PlayStation 3, la Xbox 360, el PC o la Wii los únicos sistemas que reciben nuevos lanzamientos. Hay gente que se resiste a que ordenadores tan míticos como el Spectrum, el MSX o el Amstrad CPC desaparezcan definitivamente y siguen elaborando nuevos juegos para ellos. Juegos que pueden ejecutarse perfectamente en su máquina original o en emuladores, puesto que estos grupos facilitan la descarga de la ROM de forma gratuita desde su propia página. Hoy queremos repasar la labor de tres de estos grupos afincados en nuestro país y que siguen, erre que erre, fieles a su pasión por los 8 bits y su divulgación en este mundo de gráficos en alta definición.

The Mojon Twins: Alabada sea Vah-ka.

A título personal, uno recuerda con mucho cariño el sano toque de humor que muchos juegos de los ochenta tenían en sus argumentos, en especial algunos hechos precisamente en España. Este sentido del humor es la principal seña de identidad que han adoptado en The Mojon Twins, un peculiar grupo de programación que se lió la manta a la cabeza hace unos años y que cuenta con un buen lote de títulos en su haber.

Si nos ceñimos a la historia oficial de cómo se forma Mojon Twins tal y como ellos mismos la cuentan en su web podremos ver ese sentido del humor al que antes hacía referencia. Siempre según su versión oficial, los orígenes del grupo se remontan nada menos que a 1916 cuando Thomas Ubrhes se disponía a tomarse su Nesquik nocturno y tuvo una revelación: La gran Vah-ka, líder de los Terneros Cósmicos, le encomendó la misión de formar la desarrolladora. Por desgracia, Ubhres falleció muchos años antes de que los medios para tal fin existieran, pero muchos años después unos jóvenes encontraron su legado y el mensaje de Vah-ka y decidieron continuar la misión de Thomas.

[foto de la noticia]

No se puede negar que esta versión es mucho más épica, pero en la realidad The Mojon Twins nacen prácticamente al igual que el resto de grupos –que en realidad son escisiones de este grupo original- en un foro de Internet dedicado al abandonware y los juegos clásicos españoles llamado Computer Emuzone, donde junto a remakes de títulos antiguos, algunos de sus miembros comienzan a elaborar juegos de factura propia. The Mojon Twins comienzan su andadura en 2005 como CEZ Team con Moggy, un sencillo juego programado para Spectrum donde manejando a un pequeño personaje esférico debemos rescatar a sus amigos repartidos por la pantalla esquivando enemigos y obstáculos. No obstante, el lamentable estado de embriaguez en que se halla el protagonista hace que su control posea mucha inercia y sea complicado.

The Mojon Twins siguieron con su producción volcándose sobre todo en rescatar un olvidado personaje del software español: Phantomas, el ladrón que protagonizó dos juegos de Dinamic. A él le dedican las varias entregas de plataformas que forman las series Phantomas Saga, Phantomas Tales y su versión femenina: Phantomasa. Poco a poco, Mojon Twins amplía su catálogo y se les unen creaciones como Mariano the Dragon, Nanako o Uwol, Quest for Money.

[foto de la noticia]

Los juegos de The Mojon Twins, rebautizados como Ubrhes Productions en 2009, poseen una mecánica sencilla, aunque en casos como Nanako in Classic Japanese Monster Castle se aplica de manera original teniendo que formar escaleras a base de recoger y soltar cajas para llegar a la salida de los niveles. Pese a que el grueso de la producción de este grupo es para Spectrum, también han elaborado versiones de algunos de sus títulos para Amstrad CPC o Commodore 64. Todos ellos accesibles desde su página web, en la que podemos encontrar incluso un simulador de primera comunión, así como suena. Designios de Vah-ka, sin duda.

Relevo Videogames, la virtud del buen hacer.

Establecida en 2009 por Jon Cortázar, todo un nombre con entidad en la scene de los juegos retro en nuestro país, Relevo Videogames es un estudio joven pero que en su breve catálogo apunta unas maneras inmejorables.

Relevo se especializa principalmente en programar para Spectrum y MSX, aunque en la actualidad también se encuentran desarrollando juegos para móviles. No obstante y ciñéndonos al ámbito que nos ocupa, el pistoletazo inicial lo da La Corona Encantada, un juego de plataformas al más puro estilo de las antiguas videoaventuras y que ofrece una factura técnica realmente digna de mención.

[foto de la noticia]

Tras La Corona Encantada llega British Bob, uno de esos juegos que aboga por la diversión mediante la sencillez. De nuevo en el género de las plataformas, en British Bob debemos recoger las pastas de té diseminadas por la pantalla mientras evitamos los enemigos y recogemos gotas de lluvia con nuestro paraguas para poder usar como proyectiles. Todo ello en un juego para MSX que acaba siendo tremendamente adictivo.

Tras dos juegos de texto al estilo de los libros de Elige Tu Propia Aventura, titulados Está en el Pantano y Está en la Caja, ambos con una fuerte atmósfera, llega un juego de acción arcade pura y dura. Invasion of the Zombie Monsters es un heredero de los run ‘n’ gun de saltos y disparos en el que el empollón Ned Friks ve como su exuberante novia es secuestrada por un ejército de no-muertos al que podrá hacer frente gracias al poder de la Luna. Un juego de una gran calidad que ha sido ampliamente reconocido a nivel internacional.

[foto de la noticia]

Justamente este mimo por sus juegos es la característica de Relevo, un grupo con un catálogo escueto, comprensible por su corta vida, pero con unos niveles de cuidado y calidad ciertamente notables. Algo que Relevo puso al servicio del marketing para promocionar el local bilbaíno Azzurro con un juego de puzzles de su creación y que al parecer ha funcionado muy bien de cara a la clientela del pub. No estaría mal que cundiese el ejemplo y poder echar una partidita mientras tomamos una copa.

Retroworks: exprimiendo el Spectrum.

Si nuestro querido ordenador de teclas de goma hubiera dado con más compañías como Retroworks que le hicieran justicia de manera regular en sus años mozos, hubiera sido un escándalo. Los chicos de este estudio cuentan desde 2009 con un par de remakes para MSX de los clásicos Knight Lore y King’s Valley, pero en su producción propia hay juegos que devuelven al Spectrum a sus mejores días de juventud.

[foto de la noticia]

Retroworks toca diversos palos, desde el shoot’em up de naves con Genesis: Dawn of a New Day, en el que la inercia juega un papel fundamental, al género de habilidad al que pertenece Gommy, Defensor Medieval, en donde tenemos que evitar que unos invasores alcancen la parte superior del castillo que defendemos.

El catálogo de Retroworks lo completan el futurista Cray 5, donde manejamos a un astronauta al que deberemos guiar gracias a su jet pack sorteando escenarios en busca de una cápsula de escape; la aventura quinqui Nelo & Quqo y la Última Butifarrá, deudora en buena parte de los cómics de Makinavaja; y el entrañable plataformas Teodoro No Sabe Volar, protagonizado por un simpático pájaro bufón sobre el que recae el destino de su reino.

[foto de la noticia]

Pese a que estos juegos están disponibles en su formato digital para todo el que quiera descargarlos desde las páginas de sus creadores, éstos han lanzado copias en formato físico, principalmente en cassette, para su venta en stands en ciertos eventos de retroinformática. Un gran recuerdo de una época pasada pero que mantiene la chispa con producciones que perfectamente estarían a la altura con los clásicos de entonces.

Si a ello le sumamos el resto de grupos de retroprogramación a nivel mundial y sus proyectos, tanto de remakes como de juegos originales, lo cierto es que las buenas viejas máquinas bien podrían vivir de nuevo una segunda (o puede que tercera) juventud. A los jugadores más jóvenes, acercarse a estos trabajos les puede hacer descubrir una parte de la historia de esta afición de los videojuegos que nos apasiona a todos y que se remonta a mucho más atrás de lo que muchos creen. Y a los talluditos, echarnos una partida por simple diversión y trasladarnos a esos días es algo que sin duda agradecemos.

VOLVER
avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Siguenos en:

© MARCA.com Avenida de San Luis 25 - 28033 MADRID
Un web de Unidad Editorial