Publicidad
Publicidad

Opinión

De profesión: jugador

Carlos Ramírez 04/11/11 - 12:04.
2
[foto de la noticia]

Como industria cultural, los videojuegos viven una tendencia a la alza, superando cada año el número de usuarios, batiendo récords de reservas y ventas (especialmente si hablamos de triples A), abriendo nuevos mercados, democratizando la producción con cada vez más estudios independientes y lavando su imagen pública con certámenes, ferias culturales y colándose en galas que hieden a MTV. Todo bien. Pero si hablamos del grado de accesibilidad de los juegos, la realidad es bien distinta. En proporción al avance del ocio interactivo como industria cultural, los videojuegos han aumentado las barreras para ser consumidos de forma masiva. Hagan ustedes la prueba: examinen ahora mismo la estantería de su habitación (o si trabajan en un blog o web especializada... eh... sí, examinen la estantería de su habitación). Pregúntense a cuántos títulos de los que acumulan cada mes les han sacado todo el provecho. O, empleando el vocabulario del mercado, qué porcentaje del producto por el que han intercambiado dinero les ha reportado la necesidad que esperaban: diversión.

Es algo que observamos día a día. El grado de especialización al que hemos llegado con los videojuegos comienza a desbordar la capacidad del jugador de dedicar tiempo y ganas al susodicho. Uno puede ser "aficionado al cine", así, sin dar más explicaciones. Claro que siempre habrá géneros que nos hagan más tilín que otros, o épocas, o directores, o tendencias. Pero uno puede perfectamente, en pleno siglo XXI, seguir siendo "aficionado al cine". La razón es simple: por mucho que difiera una película de otra en todas hacemos lo mismo: contemplarla. No hay un aprendizaje previo. Uno ve a Lars von Trier sin tutoriales ni gaitas (¿se imaginan tener que pasar un tutorial para ver Anticristo?). Con la literatura ocurre algo parecido, pero comienza a haber un grado de especialización notable. Conozco a muy poca gente que "lea" sin más, ya que es una actividad que requiere mayor cantidad de tiempo e intelecto.

Pero, atención, todavía no hemos llegado a lo gordo, pues en los videojuegos cada vez supone más un reto asomar la nariz a un género (de eso podríamos hablar en otra ocasión, ¿existen géneros en este medio o simplemente mecánicas de juego diferentes?). No sé ustedes, pero en mis tiempos cuando uno le echaba unas horas a un juego de rol no sabía qué diantres era eso de una build. Hoy parece que no puedes jugar a Demon's Souls sin haberte descargado antes toda una Wikipedia que, por cierto, está redactada desde el día 1 del lanzamiento del título. Aproximarse a según qué géneros cada vez se parece más a estudiar un examen. Esto hace que sea difícil hablar de "aficionados a los videojuegos", sino de "aficionados a los MMORPG", "aficionados a los RTS", "aficionados a los simuladores de urbanismo" o "aficionados a los third-person shooter".

Esto no tiene nada de malo hasta el momento en que se exige a un redactor que un mes esté analizando la última expansión de World of Warcraft y al siguiente se ponga con el Gears of War 3, al que de entrada habría que dedicar una semana para profundizar en el Modo Horda. No tiene ningún sentido que, en una industria cada vez más prolífica, se opte por atiborrar al jugador, no sólo con diseños de juego cada vez más complejos, sino con tal cantidad de contenido adicional, extras, multijugador y expansiones. Creo que si de verdad aprovechásemos al 100% todo el producto por el que justamente pagamos dinero de nuestro bolsillo, la industria se paralizaría irremisiblemente.

VOLVER

2 comentarios

Bryant24

#1 05.nov.2011 | 16:13

Este artículo es buenísimo y tiene toda la razón por eso muchos optamos por jugar a pocos juegos pero aprovecharlos al máximo.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

carloshia

#2 06.nov.2011 | 01:27

Puede ser, es una opinión, pero hay muchos casos en los que el simple hecho de saber que el juego te ofrece mas de lo que lo estás utilizando ya que realmente no tienes tiempo material para utilizar su material, hace que te lo compres sin muchas veces y dices con razón no estamos entendidos al 100% del contenido o de la historia, pero el que se compra un ferrari no está 24h con el ni va a 300 a todos sitos es mas la sensación de lo que se tiene y lo que se podría hacer realmente con el, no se si he expresado con claridad lo que queria decir, bueno queda dicho se puede seguir siendo aficionado a los videojuegos no siendo un loco de eso, simplemente coger un sábado por la tarde que lo tienes libre y jugar un par de horas, un saludo.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Siguenos en:

© MARCA.com Avenida de San Luis 25 - 28033 MADRID
Un web de Unidad Editorial