Publicidad
Publicidad

Retro

Esto es América

Jose Manuel Fernández "Spidey" 24/10/11 - 10:21.
0
[foto de la noticia]

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de viajar a la ciudad de Albuquerque, en Nuevo México, allá por el sur de los Estados Unidos. La asociación cultural ArsGames, fundada por mi buen amigo Flavio Escribano, hizo las veces de brazo ejecutor a la hora de llevar a cabo el titánico proyecto de dar a conocer el videojuego español a lo largo y ancho de todo el planeta.

Con el fundamental apoyo del Instituto Cervantes, "Pasado y presente del Videojuego en Español" es un ciclo de conferencias y una muestra audiovisual interactiva itinerante con los videojuegos españoles como absolutos protagonistas. El objetivo es llevar a cabo un repaso desde el inicio de esta industria cultural y económica del sector en los 80 (empresas como Dinamic, Opera Soft, Made in Spain, etc) hasta su actual evolución en los últimos años de éxitos (PyroStudios, FX Interactive, Zinkia...).

Por su parte, la exposición hace un repaso por todos los creadores y artistas que participaron en aquella edad de oro del software español, jóvenes adolescentes que llenaban de fantasía el código de sus videojuegos (como Víctor Ruiz o Paco Menéndez) y artistas locales como Alfonso Azpiri o Luis Royo, creaban cientos de impresionantes portadas para dichos títulos. Personajes inventados (Goody, Freddy Hardest...) y otros salidos del mundo del cómic (Mot, Lorna...) fueron los protagonistas de títulos recordados por miles y miles de usuarios que, a día de hoy, son adultos y lejanos admiradores desde la lejanía del tiempo.

Lo asombroso de esta gira es que ya ha visitado multitud de lugares, haciéndose eco del poderío del software español y dando a entender que en la actualidad somos una potencia a tener en cuenta. Brasil, Australia, Filipinas, Polonia, Marruecos, Suecia, Irlanda... todos estos lugares han sido testigos del buen hacer del grupo ArsGames a la hora de llevar el ocio electrónico más castizo por todo el mundo. Estos últimos días fui testigo de primera mano, junto al insigne Flavio Escribano, de lo que era eso de transmitir a un público tan ajeno a nuestra industria lo que se hacía por estos lares. Y sin embargo, la sorpresa fue tremebunda al contemplar que daban igual los cómo, los por qué y los cuándo.

Y es que, después de las correspondientes charlas, donde Escribano y un servidor hablábamos respectivamente acerca del presente y el pasado del videojuego (amén de los distintos campos de innovación y desarrollo presentes en nuestro país), el gozo llegaba de la mano de los clásicos de la edad de oro de los ocho bits. Los juegos actuales (como el divertidísimo "Alien Spidy") gozaban de un éxito abrumador, pero lo que de verdad sorprendía de medio a medio era comprobar cómo una muchacha estadounidense de quince-dieciséis años estaba realmente enganchada al viejo "Army Moves" de Spectrum. Al verla morir una y otra vez, le pregunté si quería cambiar de juego... 'No, no, este me encanta', decía con una amplia sonrisa. Igual que otros tantos chicos con "La Abadía del Crimen", sorprendidos ante la curiosa manifestación jugable del añorado Paco Menéndez.

Juegos con unos veinticinco años que, de sopetón, se desprendían de la vitola de 'juego español', fácilmente acuñada para justificar de forma equivocada el por qué se encontraban entre nuestros favoritos. Cuando uno ve a toda una legión de adolescentes disfrutar de tan viejas glorias, el significado de la veterana jugabilidad de "Army Moves", "Camelot Warriors", "Fernando Martín Basket Master" y demás clasicazos se vuelve arrolladoramente reveladora. Y esa fue la verdadera sorpresa de esta alucinante experiencia, amigo lector.

VOLVER
avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

blogs

El mundo Player

Otro punto de vista

Siguenos en:

© MARCA.com Avenida de San Luis 25 - 28033 MADRID
Un web de Unidad Editorial